LOS BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO




El aceite de coco es una sustancia grasa que es utilizada como alimento y en una dieta balanceada puede permitirnos disfrutar de una buena comida mientras bajamos de peso y reducimos el colesterol.

El aceite de coco tiene un sabor agradable y no contiene las grasas saturadas que son muy comunes en otros aceites. Más bien, contiene beneficios saludables para el organismo que incluye la reducción del colesterol y del peso corporal.

Algunos estudios han determinado que los grupos de personas que consumen aceite de coco son más saludables y presentan menos problemas de salud y tienen menos casos de afecciones al corazón o cáncer.

El aceite de coco presenta propiedades antioxidantes debido a la falta de oxidación del aceite en el cuerpo, lo que reduce la necesidad de complementar la vitamina E que normalmente se utiliza en el proceso de oxidación. Los estudios generales indican que el consumo regular de aceite de coco reduce el colesterol a un nivel normal mediante la conversión de colesterol en pregnenolona.

A partir del conocimiento que la "grasa trans" es un alimento nocivo se ha buscado aceites de reemplazo para la comida sin sacrificar el sabor. En ese sentido, el aceite de coco aparece como una solución saludable dado que es un aceite “bueno”.

Se debe recordar que las grasas trans permanecen en el torrente sanguíneo y eventualmente se acumulan como grasa en los vasos y el organismo. El aceite de coco en cambio, va directamente al hígado y se transforma en energía. Este aceite "bueno" acelera la tasa metabólica de su cuerpo, y hace que se queme calorías con la consecuente pérdida de peso.

El aceite de coco tiene una extensa lista de beneficios saludables. El uso de aceite de coco se puede utilizar como suplemento, unas 3 a  4 cucharadas soperas por día, produce suficiente ácido láurico. Dicho ácido produce monolaurina. que es un antiviral natural que mata los virus y favorece el sistema inmune.

Cocinar con aceite de coco permite eliminar las cadenas grasas dañinas que se manifiestan como ácidos grasos trans en el organismo. Si está reduciendo las grasas trans en su cuerpo, también eleva los niveles de colesterol HDL ("bueno") y reduce los niveles de colesterol LDL ("malo") en el torrente sanguíneo.

Además, el uso medicinal en todo el mundo del aceite de coco incluye: suplemento para prevenir la osteoporosis, dolor de garganta, cálculos renales, reducir la hinchazón y la pérdida de peso.

Los nutricionistas y dietistas están de acuerdo en que el aceite de coco es uno de los suplementos más saludables que se puede consumir. Las sociedades que han utilizado aceite de coco son por lo general más saludables y tienen menos enfermedades cardíacas o problemas de presión arterial, azúcar en la sangre, obesidad y diabetes.

El aceite de coco se puede utilizar para cocinar y freírlos alimentos y es de sabor agradable. Aparte de ser muy nutritivo en la alimentación, el aceite de coco también puede utilizarse como una loción para la piel y un hidratante shampoo para el cabello.





Publicar un comentario

0 Comentarios