LAS FLORES DE BACH: LAS ESENCIAS FLORALES PARA CURAR LAS EMOCIONES

 
Según el doctor Edward Bach, un médico inglés que investigó entre los años 1928 y 1936 las propiedades de 38 flores de la campiña inglesa, se pueden aplicar las propiedades de estas a diversos problemas emocionales como miedos, inseguridades o tristezas.

Actualmente , las flores de Bach conforman una de las terapias y tratamientos naturales más utilizados en el mundo.

Esta terapia floral se sostiene en la idea que parte de los desequilibrios emocionales son el origen de la enfermedades físicas y mentales, por lo que “promueve un método de tratamiento capaz de armonizarlos; disminuye la intensidad de padecimientos del ánimo, como el odio, y desarrolla la cualidad opuesta, por ejemplo, la tolerancia”, así lo explica explica Susana Veilati, presidenta de la Asociación de Terapia Floral Integrativa (AFTI).

La terapeuta y conferencista Veilati afirma que los remedios florales son compatibles y no sustituyen a otros tratamientos. Además, no tienen contraindicaciones, no hay riesgo de sobredosis, no inducen trastornos secundarios y no conllevan adicción. “Se benefician de ellos adultos, mujeres embarazadas, recién nacidos, niños, animales y plantas”, argumenta.

Las esencias florales son preparadas a partir de las flores de plantas silvestres y árboles que se sumergen en agua y se exponen al sol o la ebullición. Este proceso finaliza en una dilución bebible que se comercializa en pequeños frascos de 10 ó 20 mililitros en farmacias y tiendas especializadas.

Luís Jiménez, naturópata y presidente de la Comisión de Terapia Floral de la Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales, (APTN COFENAT), advierte, sin embargo, que hay que diferenciar entre los remedios florales y la terapia basada en las flores de Bach. “Una cosa es dar flores como remedio que puede utilizar cualquier persona en su casa, y otra es profundizar en la verdadera causa de la enfermedad”, afirma.

“Los terapeutas florales no trabajamos con la sintomatología física, sino con el ánimo que nos va a ayudar a vincular el remedio con la persona y su estado psicológico”, explica el experto de APTN-COFENAT.

Entre los pacientes que se acercan a esta terapia Jiménez distingue dos tipos: la gente que ya ha asumido su propio estado emocional y que atiende su parte espiritual “sin que esto tenga que ver con lo religioso”, y otro tipo que busca en la terapia floral una alternativa a la medicina convencional.

En 1976 la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomendó a sus estados miembros la aplicación de medicinas alternativas, entre ellas la Terapia Floral de Bach. Además, en 1983 publicó un estudio dirigido a las administraciones sanitarias sobre la medicina tradicional en donde recomienda explícitamente esta terapia.


Las 38 flores de Bach

Cada una de las 38 flores del sistema  del doctor Bach ayuda a equilibrar un estado emocional negativo y lo señalamos a continuación:
:
1. Agrimony – Indicada para las personas que ocultan sus problemas bajo una apariencia feliz.
2. Aspen – Para el miedo o la ansiedad desconocida.
3. Beech – Para la intolerancia.
4. Centaury – Para saber decir ‘no’.
5. Cerato – Para la autoconfianza.
6. Cherry Plum – Para el miedo a perder el control.
7. Chestnut Bud – Para aprender de los errores pasados.
8. Chicory – Para luchar contra el egoísmo y el amor posesivo.
9. Clematis – Para los que son demasiado soñadores y no viven el presente.
10. Crab Apple – Para aquellos que les desagrada algo de su personalidad o presencia.
11. Elm – Para los que están abrumados por la carga de alguna responsabilidad.
12. Gentian – Para los que se han dado por vencidos.
13. Gorse – Para los que han perdido la esperanza.
14. Heather – Para el egocentrismo.
15. Holly – Para el sentimiento provocado por la envidia y los celos.
16. Honeysuckle – Para no vivir añorando el pasado.
17. Hornbeam – Para el cansancio mental ante un esfuerzo.
18. Impatiens – Para la impaciencia.
19. Larch – Para la falta de confianza.
20. Mimulus – Para el miedo de cosas conocidas.
21. Mustard – Para tratar una tristeza sin razón.
22. Oak – Para combatir el agotamiento de aquellos que luchan fuertemente sin descanso.
23. Olive – Para el agotamiento tras un esfuerzo físico o mental.
24. Pine – Para el sentimiento de culpa
25. Red Chestnut – Para los que se preocupan en exceso por los seres queridos.
26. Rock Rose – Para enfrentarse al miedo extremo.
27. Rock Water – Para ser más flexibles mentalmente.
28. Scleranthus – Para los indecisos.
29. Star of Bethlehem – Para paliar un estado de shock.
30. Sweet Chestnut – Para la angustia extrema.
31. Vervain – Para el exceso de entusiasmo.
32. Vine – Para el exceso de seguridad e inflexibilidad.
33. Walnut – Para protegerse de influencias externas.
34. Water Violet – Para los orgullosos y distantes.
35. White Chestnut – Para luchar contra los pensamientos no deseados.
36. Wild Oat – Para la incertidumbre ante la vida.
37. Wild Rose – Para la apatía.
38. Willow – Para la autocompasión.

Publicar un comentario

0 Comentarios