¿PARA QUÉ SIRVE EL IBUPROFENO?



El ibuprofeno es uno de los medicamentos de venta libre más utilizado en el mundo y pertenece a los fármacos relacionados con la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). 

Su acción es analgésica, antitérmica y antiinflamatoria. Es decir, es capaz de aliviar el dolor, bajar la fiebre y reducir la inflamación desde la media hora posterior a su ingesta y hasta las seis horas siguientes, aproximadamente.

Por tanto, el ibuprofeno está indicado para tratar en pautas cortas dolor leve o moderado asociado a diferentes procesos que pueden incluir dolor menstrual, músculo esquelético, dolor óseo de origen metastásico,  así como la fiebre alta, y, en pautas más mantenidas, para el tratamiento de otros procesos que cursan con inflamación, como los de origen reumático.

Aunque la dosis que habitualmente viene siendo la más vendida y que se suele tomar más a menudo es la de 600 miligramos, la más recomendable es la dosis de 400 miligramos de ibuprofeno, una cantidad más que suficiente para tratar las dolencias habituales. 

Existen dosis de 800 mg que pueden ser tomadas como máximo cada doce horas, pues se entiende que un exceso a partir de allí ya podría generar algún riesgo o efectos adversos gastrointestinales.

También existe el ibuprofeno en jarabe que es indicado especialmente para niños en dosis pequeñas de  hasta 10 mg que es prescrito por parte de pediatras según el peso del menor.




Publicar un comentario

0 Comentarios