LAS FIGURAS LITERARIAS: ALITERACIÓN, ANÁFORA Y PARALELISMO

 

Existen muchas figuras literarias que se utilizan como recursos expresivos  en el lenguaje literario o poético. Dentro del grupo de figuras retóricas de repetición hoy revisaremos tres de ellas: aliteración, anáfora y paralelismo.

 

Aliteración

La aliteración es una figura literaria que se caracteriza por la repetición sucesiva de varios sonidos en una oración con el objeto de resaltar o darle más notoriedad a una expresión.

Un ejemplo claro de aliteración lo tenemos en el popular trabalenguas:

Tres tristes tigres tragan trigo en un trigal”

Donde hay un reiteración sucesiva del sonido trabado tr lo que le da al trabalenguas un efecto sonoro muy particular..

 

Usos de la aliteración

La aliteración es muy empleada en el lenguaje literario, la poesía, coplas, rimas, versos entre otros para darle cierta elegancia a algunos textos y resaltar los sonidos.

También se utiliza para fines lúdicos o de aprendizaje como en el caso de adivinanzas, trabalenguas, frases, etc.

Si bien en la aliteración se resaltan los sonidos, nada tiene que ver con la onomatopeya que representa los sonidos de la realidad como el que por ejemplo hacen los animales.

 

Ejemplos de aliteración en trabalenguas

  1. Pablito clavó un clavito, ¿Qué clavito clavó Pablito?
  2. Erre con erre guitarra, erre con erre barril, qué rápido ruedan las ruedas del ferrocarril.
  3. El rey de Constantinopla Se quiere desconstantinopolizar el que lo desconstantinopolizare buen desconstantinopolizador será.
  4. A Daniel le duele el diente, duele mucho pobre diente, pobre Daniel.
  5. Mi mamá me mima, mi mamá me ama
  6. La rodilla en la costilla, el tobillo en la mejilla, un nudillo en la patilla, derechito a la camilla.

 

Ejemplos de aliteración en poemas

  1. En el silencio sólo se escuchaba
    el susurro de las abejas que sonaba. (Garcilaso de la Vega)
  2. Mientras se sienta que se ríe el alma
    sin que los labios se rían. (Gustavo Adolfo Bécquer)
  3. "Un no sé qué que queda balbuciendo" (San Juan de la Cruz)
  4. "A las aladas almas de las rosas" (Miguel Hernández)
  5. El ruido con que rueda la ronca tempestad. (José Zorrilla)
  6. Bajo el ala aleve del leve abanico. (Rubén Darío)
  7. Agarras garras de aves de raras razas. (Gustavo Adolfo Bécquer) 
  8. Caminante no hay camino, se hace camino al andar. (Antonio Machado)

 

Anáfora

La anáfora retórica  es una figura literaria, que consiste en la repetición de una o varias palabras al inicio de una  expresión para darle a esta una mayor belleza.

Se debe diferenciar de la anáfora gramatical que tiene una función contraria y está referida a evitar la repetición innecesaria de ciertas palabras.

Usos de la anáfora retórica

La anáfora retórica se emplea frecuentemente en oratoria y poemas. Esta figura de repetición le da sonoridad a una expresión o texto para darle un mayor impacto a ciertas ideas.

 

Ejemplos de anáfora retórica en frases comunes

  1. No me busques, no me hables, no me llames.
  2. Tantas veces te lo dije, tantas veces te lo advertí.
  3. Él era un hombre tantan malvado.
  4. Lo habíamos intentado. Lo habíamos conseguido finalmente.
  5. Lucharemos en las plazas. Lucharemos en las calles.
  6. ¡Corre, corre, que nos alcanzan!

 

Ejemplos de anáfora retórica en frases poemas

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.


Gabriela Mistral

 

¡Oh noche que guiaste!

¡oh noche amable más que el alborada!

¡oh noche que juntaste!

San Juan de la Cruz

 

Algo más que unos cuerpos juntos es el amor,

algo más que cinco dedos juntos es una mano.

Algo más que unos labios abiertos es un grito.

Algo más que una oración es la ternura.

Gloria Fuertes

 

Temprano levantó la muerte el vuelo,

temprano madrugó la madrugada,

temprano estás rodando por el suelo.

Miguel Hernández

 

Paralelismo

El paralelismo es una figura literaria o retórica que consiste en la repetición  de una misma estructura en diversas partes de una oración para darle un efecto más rítmico.


Usos del paralelismo

El paralelismo se utiliza en diversas expresiones, frases, en poema y hasta en canciones. Se caracteriza por las distintas formas que esta figura puede presentar en cuanto a cantidad de sílabas, disposición de las palabras y la estructura.

Según su estructura puede haber paralelismo sinonímico cuando se usan palabras similares en ambas partes de la oración; paralelismo antitético cuando las expresiones representan oposición, y paralelismo sintético cuando a partir de las mismas palabras se expresan ideas distintas.


Tipos de paralelismo

Según la relación entre las secuencias de la oración se pueden distinguir hasta cuatro tipos de paralelismo:

Isocolon, este tipo de paralelismo está referido a cuando se utilizan la misma cantidad de silabas en las secuencias.

Ejemplo:

Tu frente serena y firme,  (5)

 tu risa suave y callada     (5)

 

Parison, se da cuando las secuencias coinciden idénticamente en su estructura. 

Ejemplo:

A ella, como hija de reyes,

a él, como hijo de condes,

 

Correlación, se da cuando  aparecen elementos con cierta simetría en dos momentos de una misma expresión.

Ejemplo:

Tus bellos ojos y tu dulce boca

de luz divina y de oloroso aliento

 

Semántico, en este tipo de paralelismo se repite una idea pero con distintas palabras.

Ejemplo:

¿Por qué no morí en el seno

y no nací ya muerto?

 

Ejemplos de paralelismo en frases

 

  1. Cómo puedes ser tan malo, dime, cómo puedes.
  2. Tengamos empatía, tengamos solidaridad.
  3. Yo que te quise tanto / Yo que te quise a morir.
  4. No quiero comer, no quiero beber, no quiero nada de ti.
  5. No regreses ni mañana. No regreses ni nunca.
  6. Dime la verdad. Dime lo que ellos ya saben.
  7. Lo hemos visto crecer, lo hemos visto triunfar.

 

Ejemplos de paralelismo en poemas


Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos  

que el llanto del hombre lo taponan con cuentos.

León Felipe

Y la carne que tienta con sus frescos racimos
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos.
Rubén Darío

Tu frente serena y firme...
Tu risa suave y callada
José de Espronceda

 

Más allá de la vida quiero decírtelo con la muerte;

Más allá del amor, quiero decírtelo con el olvido.

Luis Cernuda

 


Publicar un comentario

0 Comentarios